Sanando el Maltrato con Obras de Amor

HOGARES TERESA TODA
P.O. Box 868
Canóvanas, PR 00729
Tel: 787-886-2060 / 787-256-3053

El problema de la violencia en Puerto Rico afecta particularmente a la niñez. Durante el 2013, el Departamento recibió un total de 34,376 referidos de maltrato, de los cuales, un 15% se fundamentaron. Los datos reflejan que 5% de los casos fundamentados eran por abuso sexual intrafamiliar; 34% por maltrato físico; 45% por negligencia; 2% por negligencia educativa; 11.8% por negligencia emocional; 1.9% por negligencia médica; un 0.3% de los casos se catalogaron bajo otras tipologías.

La violencia puede tener consecuencias serias para la niñez, tanto a corto como a largo plazo. La exposición temprana a la violencia puede tener impacto en el desarrollo del cerebro y, en el caso de exposición prolongada—inclusive como testigos—los efectos en el sistema nervioso e inmunológico pueden provocar limitaciones sociales, emocionales y cognitivas y producir comportamientos que causan enfermedades, lesiones y problemas sociales, los cuales podrían manifestarse durante toda la vida. Un(a) menor maltratado(a) puede desarrollar deficiencias cognitivas y cerebrales que tendrían que ser atendidas por servicios de educación especial y especialistas. Además, puede acarrear dificultades sociales de adaptación y trastornos de personalidad que pueden terminar en conductas delictivas, en adicciones y en la reproducción de comportamientos abusivos y violentos (Fang, Brown, Florence & Mercy, 2012; Silverman, Reinherz & Giaconia, 1996; Lamont, 2010).